sábado, 14 de junio de 2008

ONLY RED ///

NI SHARP NI SKIN, SÓLO RED


Aunque no les guste a muchos de nuestros camaradas redskins que se sienten parte del movimiento skinhead, tenemos que marcar nuestra diferencia. Entramos al movimiento hace algunos años, cuando todavía quedaba el recuerdo de los años de Bérurier Noir, del rock alternativo francés, así como el antifascismo de la SCALP. Seguimos el espíritu de los 80, en homenaje a los primeros reds franceses, y no el del 69, al cual se refieren muchos skinheads, incluidos los nacionalistas. No tenemos, en nuestra identidad, nada en común con los skins nacionalistas, o simplemente apolíticos.

El movimiento redskin francés (el primero en existir de manera específica a escala internacional) nació en condiciones particulares alrededor de los años 1984/86. Por un lado, una situación económica y política extremadamente dura, caracterizada por un desempleo masivo, el comienzo de políticas neoliberales, y que ve la instalación en Francia de un movimiento muy grande de extrema derecha representado por el Frente Nacional. Por otro lado, la aparición de un movimiento cultural alternativo (mezcla de punk-rock en francés, protesta política y multiculturalidad

Una cultura urbana aparte

Los primeros redskins franceses no salieron del movimiento skinhead ni de su cultura. En esa época, casi todos los skinheads en Francia eran fascistas o apolíticos. Atacaban los conciertos punks, las okupas, a los habitantes de la calle y a los inmigrantes. Aparecían en las primeras planas de los periódicos, en los programas de TV, desfilaban en las manifestaciones. Alrededor de los Bérurier Noir se crea entonces una especie de grupo de seguridad, que se encarga de proteger los conciertos y de impedir la entrada de los fachos. Es el nacimiento de la primera banda importante de redskins, los Red Warriors, también los primeros "cazadores" de fachos parisinos. Ya antes algunos individuos aislados habían oído hablar de los Redskins (el grupo inglés), habían sido seducidos por unir la pinta obrera y la violencia de los skins con las ideas de extrema izquierda, y habían seguido más o menos el mismo camino.

Los Red Warriors (y otros) van a encargarse de cambiar las cosas. Tres años después, nadie, al menos en París, se mostraría con una bandera francesa en la bomber. Esta victoria no fue evidentemente la obra de los RW solos, sino de la multiplicación de respuestas, de la apatía de los "antiguos" fachos, del abandono de algunos que se dieron cuenta de que habían sido manipulados por politiqueros y de que el fascismo no conduce a ninguna parte...

Sin embargo, los Red Warriors -junto con la situación concreta de la época- inspiraron cierta forma de ver el antifascismo radical. Se formaron muchas bandas más o menos míticas como los Red Ants, los Lénine Killers, la Red Action Skinhead y en Marsella la Massilia Red Army. Éstas dieron nacimiento a un fenómeno mucho menos interesante, el de los "cazadores" de skins. Si algunas bandas como los Ducky Boys tenían una ética y reglas de conducta, otras no serían más que sembradores de problemas tan peligrosos como los fachos algunos años antes.

La cultura de este movimiento es variada: en el plano musical oi, punk alternativo, reggae, pero también psychobilly e incluso hip-hop. De cierta manera, los redskins son "la vanguardia" más decidida al interior del movimiento alternativo contra el fascismo y el racismo. La música es secundaria. El único grupo que unirá a todos será evidentemente The Redskins, el grupo de power-soul trotskista (Socialist Worker Party) británico. Políticamente tampoco hay unidad: algunos son trotskistas tendencia OCI o LCR, otros del PCF, la mayoría de sensibilidad autónoma o libertaria. La SCALP (sección fuertemente anti Le Pen), grupo libertario no dogmático y ultra activista, atraerá lo esencial del compromiso político de los redskins de la época.

Finalmente, en cuanto a la pinta, los redskins cultivan una sabia mezcla de elementos tomados de los skins (bombers, docs), los psychos (peinados flat top, paliacates), y a los primeros B Boys (pantalones anchos, zapatillas, etc.). Todo esto aumentado con símbolos indios (chapas de cinturón, anillos de combate, camiseta de los Washington Redskins, etc.) y de folklore proletario (buzo de camionero, azul de trabajo). Algunos, no todos, incluso se apropiarán de la moda de la bomber volteada por el lado naranja, lanzada por el grupo inglés (¿muy vistosa? ¿muy disco?).

El movimiento redskin es desde el comienzo un movimiento cultural abierto, que no busca diferenciarse del resto de la escena subterránea de la época, pero que expresa un antifascismo visceral y enérgico, en la calle y en los conciertos.

1989: regreso a las fuentes

El fin del movimiento alternativo
Con la retirada de los fachos de las calles, la razón de ser de los redskins se volvió casi obsoleta. El fascismo se institucionaliza, trata de mostrarse más presentable (rompiendo de cierta forma con los elementos más nazis, incluyendo los skins), y los partidos políticos tratan de tomar medidas sobre el fenómeno y comienzan a proponer "soluciones" sobre un terreno más amplio. En 1989, también es el fin de muchos grupos que impulsaban la escena alternativa como Nuclear Device, las Brigades, incluso Kortatu y los Bérus. Algunos redskins dejan el movimiento, y otros comienzan a (re)descubrir las verdaderas raíces del movimiento skinhead: el reggae, el rocksteady, el ska, la mezcla cultural de la Inglaterra de los años sesenta.

Porque el 89 también marca la explosión del segundo resurgimiento del ska (Unicorn Records, ska alemán -Skaos- y norteamericano -Toasters-). Es el retorno de los skins originales, Trojan Skins, a Francia. También se comienza a hablar del SHARP. Los redskins más cercanos a esta cultura se convierten entonces en red skinheads, es decir, skinheads auténticos (música, pinta, etc.) pero siempre vinculados a los valores de la izquierda y de la extrema izquierda. Ganan en "credibilidad" ante otros skins (apolíticos, etc.) pero pierden en originalidad, desperdiciando así la ocasión de desarrollar una verdadera cultura juvenil con conciencia política, capaz de integrarse a los jóvenes inmigrantes de los barrios difíciles. El repliegue sobre una cultura de los años sesentas (soul, ska, reggae) y finales de los setentas (street-punk y oi), llevó al movimiento skin/redskin a la categoría de moda nostálgica como la de los rockabillies, los mods, o los punks de cresta y lo aisló de las culturas rebeldes actuales (rap, ragga, jungle, hardcore).

Renovación redskin
La internacional red


A partir de finales de los años 80, bajo la bandera de la Anti Racist Action norteamericana, el movimiento redskin se desarrolla en los Estados Unidos. También en España (gracias a la herencia de Kortatu), en Italia, en Alemania, en México, en Colombia e incluso en el Québec. Nace el RASH (red and anarchist skin heads). Éste da un nuevo aliento a la cultura redskin, la populariza, la estructura de cierta manera, sin estereotiparla. Siguen existiendo diferencias entre los diferentes países, debido a sus respectivas historias. En España y en América Latina (y en cierta medida en los USA), los reds son más cercanos al espíritu multicultural de los primeros redskins franceses, más abiertos musical y políticamente. En Alemania, hacen parte integral de la escena skinhead, son más orientados al oi y al ska y cercanos a la extraña tradición política autónoma/marxista-leninista. En Francia, hoy día, coexisten ambas tradiciones.

En cuanto a Inglaterra, cuna de la cultura rapada, la situación es muy particular. Los skins son una verdadera "institución" working class, de cierta manera apolítica (ya sabemos que algunos quieren hacer creer que desde el comienzo el movimiento era consciente de su pertenencia a la clase obrera de manera militante, "de izquierda", pero esto es falso) y desde el comienzo, sus opiniones políticas han sido muy diversas, según el barrio, la tradición familiar, etc. Los skinheads de izquierda no se han diferenciado (música, vestuario) de los boneheads de derecha. La cuestión no se plantea en esos términos. Los más militantes de los "reds" ingleses están agrupados alrededor de la Red Action (grupo comunista disidente del SWP) y de la Anti Fascist Action y su revista Fighting Talk.

¿Hacia una nueva generación?

Desde hace tres o cuatro años, en medio del resurgimiento punk/oi y punk-rock francés, y gracias al desarrollo perpetuo del ska y del reggae, jóvenes redskins toman el relevo. Muy activos y mejor organizados que sus antecesores, los redskins de hoy saben hacerse escuchar mejor y defender su identidad. Pero se encierran en la escena punk, mientras que el reto sería crear lazos con la juventud inmigrante a través de la cultura hip-hop o reggae. Pero las cosas evolucionan rápidamente, las barreras entre escenas se rompen y la juventud actual parece más abierta que la precedente. Lo esencial es seguir "al acecho".

Para nosotros, ser redskin es compartir la misma visión de una juventud a la vez comprometida social y políticamente, que se plantea preguntas, que se reconoce como parte del movimiento de liberación del pueblo trabajador, sin estar forzosamente en un partido político, para quien su compromiso es un conjunto de valores y un modo de vida.

El futuro del movimiento redskin se encuentra más en una fusión con la actualidad social y musical multicultural (lo que además hacía en sus comienzos), que en un repliegue centrado en la identidad y la cultura skin (oi y reggae) únicamente. Si no, en vez de estar vivo, el movimiento estará embalsamado como todos los movimientos nostálgicos. Ser redskin es un espíritu de independencia, de curiosidad y de compromiso cultural, social y político que no tiene nada que ver con la fosilización de una "actitud joven" como ciertos skinheads por ejemplo, que no son más que una caricatura de sí mismos. Aunque el estilo es importante, hay que estar "al acecho" (seize the time) para encontrar las nuevas formas de radicalidad y de expresión subterráneas.

Los Red Boys & Girls, entonces, son quienes se paran en la realidad y en la modernidad, que no rechazan la evolución, como lo muestra nuestra cultura, que incorpora muchas influencias. ¡Estilo, lucha y diversión!

1 comentario:

Anónimo dijo...

UN ABRAZO BOLIVIARIANO A TODOS LOS COMAS DE RASH IBAGUE CUIDENSE COMPAS Y PALANTE NOMAS

KELO RASH VALPO CHILE